lunes, 9 de mayo de 2016

La Comunicación, la queja y el amor


El lunes pasado, de manera fortuita, escogí un libro de la estantería del centro en el que doy la clase de Meditación de las 19h. El libro era "La lección secreta" de @Francesc Miralles, no había leído nada de él...
Me ha hecho reflexionar y me he visto reflejada en varias ocasiones. Me ha gustado muchísimo y aprovecho este espacio para compartirlo y saludar a Francesc: Gracias! Precioso libro!

El primer párrafo que subrayé fue una afirmación obvia: "el 90% de las separaciones no se producen por diferencias insalvables, sino por una falta de comunicación".
Es obvia, sí, pero sigue siendo una de las mayores dificultades en las relaciones en general, ya sean familiares, de amistad o de trabajo.
La comunicación no es sencilla y precisa encontrar un momento adecuado, cierta asertividad, que uno y el otro estén por esa escucha activa, positiva, sin prejuicios; saber escuchar tú es primordial. Para mí la comunicación pide también paciencia, el momento, el lugar y una expresión sincera en el habla.
Podríamos alargarnos infinitamente, pero ahí dejo la reflexión para que cada uno continúe ;).

El segundo párrafo que he señalado es el siguiente: "Toda queja esconde una necesidad. Si expresamos esta necesidad con amor, en un 99% de las veces el otro reaccionará también con amor y pondrá de su parte". La queja es también otra forma errónea de expresión, pero denota algo más... Y entiendo, por lo que dice Miralles, que la expresión de una necesidad con amor, es una forma de expresarnos más eficaz.

“Donde pongamos amor, recibiremos amor”. Ahora mismo no recuerdo dónde lo he oído o leído, pero es bien cierto! ;).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada